Shark Count Galapagos: A través de la ciencia ciudadana se monitorea la megafauna marina

 

Yasuní Chiriboga[1], Richard Knab[2] y Alex Hearn[1]

[1]Universidad San Francisco de Quito – Galapagos Science Center, [2]Galapagos Conservancy


Logo SH Count.jpg

En la inmensidad del azul del océano Pacífico, nos situamos en la Reserva Marina de Galápagos, creada en 1998 como uno de los últimos refugios que protege a la megafauna marina de las múltiples amenazas que azotan a sus poblaciones a nivel global, entre ellas la pesca industrial y la degradación del hábitat. Playas prístinas en el centro del archipiélago brindan el espacio perfecto para la anidación de tortugas marinas verdes. En el norte, el icónico Arco de Darwin alberga enormes grupos de tiburones martillo. La región oeste acoge a mantas gigantes y al místico pez luna, también conocido como “mola” o “pez borracho” por su peculiar forma de nadar (Figura 1). Estas, con otras innumerables especies, hacen de Galápagos un real paraíso bajo el agua.

Muchas de estas especies son migratorias y vulnerables a diferentes artes de pesca en cuanto salen de las aguas protegidas de la Reserva Marina (Hearn et al. 2014, Hearn y Bucaram 2017). Entonces, ¿cuál es el beneficio real que la Reserva brinda a estas especies?

Figura 1. Algunas de las especies de megafauna marina que habitan la Reserva Marina de Galápagos. De izquierda a derecha: tortuga marina verde, tiburón martillo, pez luna, manta oceánica. Fuente: Shark Count Galapagos

Por ejemplo, algunos expertos piensan que, en las últimas décadas, a pesar de la existencia de la Reserva, puede que hayan disminuido las poblaciones de tiburones (Schiller et al. 2014). Otros creen que las poblaciones de tiburones se han recuperado gracias al gran tamaño de la Reserva y a las medidas de manejo tomadas (Wolf et al. 2012). 

De hecho, es muy difícil saberlo con exactitud, ya que no ha existido un monitoreo consistente de las poblaciones de megafauna, ni antes ni desde la creación de la Reserva Marina. Esto debido a cuatro razones principales: la gran extensión que representa esta área protegida, el reducido tamaño de los grupos de investigación, la alta movilidad de las especies y la gran variabilidad natural que afecta los conteos. Algunos esfuerzos puramente investigativos han logrado reunir información puntual (Hearn et al. 2014, Salinas et al. 2016, Peñaherrera et al. 2017, Acuña et al. 2018), pero todos enfrentan el mismo problema: no son sostenibles a largo plazo.  

Ciencia ciudadana: una poderosa herramienta para la conservación

Hace unos años, nuestra mirada se volcó hacia nuestro vecino: Isla del Coco en Costa Rica, una pequeña joya verde a mitad de camino (unos 700 km) entre Galápagos y Centroamérica. Allí opera una flota de tres barcos de buceo turístico y, desde hace más de 25 años, los dive masters registran todos sus encuentros con megafauna marina en cada inmersión y aportan con estos datos a procesos de investigación, convirtiéndose en científicos ciudadanos. 

Esta base de datos fue analizada recientemente, y demostró que a pesar de la presencia de las 12 millas de reserva marina que rodea la Isla del Coco, los tiburones martillo habían presentado un fuerte declive en las últimas dos décadas. Mientras tanto, el tiburón de Galápagos y el tiburón tigre incrementaron en número (White et al. 2015). Estos resultados evidencian la importancia de un monitoreo consistente y a largo plazo.

Ya en 2008, nuestro equipo interinstitucional del Programa de Investigación y Conservación de Tiburones en Galápagos, comenzó a realizar censos, parecidos a los de Isla del Coco, de tiburones, tortugas marinas y otra megafauna durante buceos de investigación. Incluso involucramos a algunos guías de buceo para tener mayor cobertura, tanto espacial como temporal (Hearn et al. 2014). Sin embargo, no pudimos sostener la participación de los buzos a largo plazo. 

En 2016, tomando en cuenta los antecedentes, tanto de Galápagos como de Cocos, empezamos una colaboración entre la Universidad San Francisco de Quito - Galápagos Science Center, Galapagos Conservancy y la Dirección del Parque Nacional Galápagos para aprovechar nuevas tecnologías. Juntos desarrollamos y lanzamos Shark Count Galapagos, una aplicación (App) para tablets y teléfonos móviles, que permite reportar los avistamientos de megafauna en sitios de buceo alrededor de la Reserva Marina de Galápagos.

Shark Count pretende reunir a investigadores, guías y turistas para que todos juntos, como científicos ciudadanos, logremos obtener esa cobertura espacial y temporal tan necesaria. Así, con el pasar de los años, podremos establecer la primera línea base que permitirá conocer cómo cambia la abundancia y la distribución de la megafauna dentro de la Reserva Marina. Con esta información pública disponible, las autoridades de la Dirección del Parque Nacional Galápagos podrán tomar acciones oportunas en términos de gestión y conservación de estas especies.

¿Cómo funciona el App?

Clic para agrandar.

Shark Count es una aplicación gratuita, sencilla, amigable y fácil de usar. 

En la página principal los usuarios encuentran una guía de identificación, donde se incluyen las especies de megafauna más observadas dentro de la Reserva Marina. Aquí pueden acceder a información general sobre varias especies de tiburones, peces mola, tortugas y móbulas, facilitando su identificación.

Los usuarios registran un nuevo buceo en la pestaña New Dive, y escogen el lugar de buceo de una lista de lugares disponibles. Estos han sido seleccionados por ser los más concurridos turísticamente y por ser de importancia para actividades de investigación. Después de cada inmersión, los usuarios ingresan el número de cada especie observada, y tienen la posibilidad de subir fotografías y observaciones importantes como temperatura del agua, claridad y cualquier otra novedad. 

No es necesaria una conexión a internet para registrar el buceo, ya que una vez que se reestablezca la conexión, los datos se subirán automáticamente. Shark Count funciona, incluso, en zonas remotas como Darwin y Wolf donde no hay señal de internet. 

En la pantalla principal del App también es posible visualizar registros de otros usuarios y los datos que han alimentado. De esta manera los usuarios encuentran cuál es la mejor época del año para ver una cierta especie en un lugar determinado. Esta información también se ilustra a través de mapas, permitiendo una eficiente lectura de los datos.

¿Por qué usar Shark Count?

Shark Count es útil para muchos usuarios de la Reserva Marina de Galápagos. Si soy guía, me ayuda en el día a día, ya que me permite ver qué especies se avistaron en los sitios de buceo en días recientes. Esto me ayuda a preparar el “briefing” para mis clientes, y a actualizarme sobre las especies que veremos. Adicionalmente, es una excelente herramienta para crear conversación con mis clientes acerca del carácter especial de la Reserva y su importancia para estas especies migratorias. Más a largo plazo, me permitirá evaluar tendencias de estas especies, e incluso usar los datos disponibles para solicitar medidas de manejo a las autoridades si detecto patrones preocupantes.

Si soy turista, también es útil – desde mi casa puedo ver cuáles son los mejores sitios y las mejoras temporadas para ver mis especies de interés. Esto me ayuda a planificar mis vacaciones. Me ayuda a entablar conversación con mis guías sobre las amenazas y el estado de conservación de estas especies, y me da un valor añadido a mi experiencia – siento que al reportar mis avistamientos, estoy aportando mi granito de arena para ayudar con su conservación.

Si soy autoridad, quiero entender el rol de la Reserva Marina para la protección de estas especies. Necesito una manera económicamente sostenible para monitorear su presencia y abundancia a largo plazo. Necesito también poder responder a las necesidades y preocupaciones de los usuarios, ya sean guías, turistas o los mismos operadores. Con Shark Count, las conversaciones se vuelven más técnicas, porque todos vemos los mismos datos, y, si es necesario, puedo intervenir con medidas de manejo en sitios específicos y en tiempo real.

La promoción del App

Después del lanzamiento de Shark Count en julio de 2017, hemos llevado a cabo cortas campañas de promoción entre la comunidad de guías. Entregamos posters y videos publicitarios en varias agencias de buceo en las islas Santa Cruz y San Cristóbal. Así mismo, llevamos a cabo un corto seguimiento de aquellos buzos interesados en descargar el App, entregando camisetas de Shark Count a aquellos comprometidos con la conservación. 

Estas campañas de promoción fueron bastante cortas, pero lograron introducir el nombre de Shark Count dentro de la comunidad de guías de buceo, e incluso, dentro de la comunidad de guías naturalistas.

Logros obtenidos en el primer año 

Tan solo un año después del lanzamiento de Shark Count, hemos casi triplicado todos los reportes generados por nuestros científicos y colaboradores entre 2008 y 2015. Al momento de lanzar la aplicación, ingresamos los 392 reportes de estos años anteriores. Doce meses más tarde, ya contamos con más de 1 000 reportes en total, que engloban más de 53 000 avistamientos de las 10 especies que monitoreamos.

Figura 2. Cantidad total de individuos, de diferentes especies, reportados en el App. Clic para agrandar.

Figura 3. Número promedio de tiburones martillo que se avistan por hora de buceo cada mes. Fuente: Shark Count Galapagos: herramienta de retroalimentación. Clic para agrandar.

Con el gran esfuerzo de los científicos ciudadanos, hemos podido evidenciar la cantidad de especies que se han reportado hasta ahora (Figura 2). El tiburón martillo se ha registrado con mayor frecuencia, seguido de los tiburones de Galápagos y las tortugas verdes. Mientras que otras, como las mantarrayas gigantes, han tenido muy pocas observaciones, al igual que los tiburones tigre – más que nada porque en Galápagos, esta especie no se deja ver con tanta frecuencia por los buzos, a pesar de estar presente en áreas como el sur de Isabela o el norte de Santa Cruz.

Con los datos ingresados hasta ahora, ya podemos empezar a establecer patrones estacionales de algunas de estas especies, como por ejemplo el tiburón martillo, que se reporta con mayor abundancia en la época fría (Figura 3).

Hemos recibido la mayor cantidad de reportes de las islas Darwin y Wolf, lugares de gran importancia ecológica para los investigadores, quienes han generado la mayoría de reportes para este par de islas. Rocas Gordon y Baltra, incluyendo Mosquera y Daphne Menor, también cuentan con una buena cantidad de reportes por parte de guías de buceo. Estos son lugares de gran concentración de buceo turístico por la constante presencia de tiburones, rayas, móbulas y tortugas.

Figura 4. Tendencia del uso mensual de la aplicación desde su lanzamiento. Clic para agrandar.

Al revisar la intensidad de uso del App, notamos que existen picos, que generalmente corresponden a campañas de promoción o época alta para la actividad de buceo (Figura 4). Vemos que los guías de buceo están aportando mayor cantidad de reportes que los turistas (Figura 5). Esto es bueno, porque en general, la calidad de la información presentada por un guía es más alta y consistente que la de un buzo turista. Aun así, quisiéramos aumentar el número de turistas participantes, y usar los datos de los guías y los científicos como control de calidad.

Figura 5. Número de reportes registrados por los diferentes actores principales. Dentro del personal del Parque Nacional se incluye a la comunidad de guías naturalistas. La clase turistas se refiere a turistas de buceo. Clic para agrandar.

Perspectivas al futuro

Estamos trabajando en la versión 2.0 de Shark Count. Se añadirán nuevos sitios y nuevas especies a la base de datos, como por ejemplo el tiburón gato (Heterdontus quoyi) y algunas especies de rayas.

Planeamos crear un componente dedicado sólo para snorkelers, para todos aquellos que, a través de esta actividad, quieran formar parte del equipo de científicos ciudadanos de Shark Count Galapagos. Considerando la importancia que tiene el snorkeling dentro de las islas, su inclusión permitirá recopilar mucha información sobre una gran cantidad de especies. Ya que el snorkeling es otra forma de interactuar con el mundo marino, los datos serán analizados de manera separada a los de buceo.

Hasta ahora ya hemos diseminado el uso del App entre la comunidad de guías, y en un futuro muy cercano, emprenderemos campañas promocionales innovadoras y más constantes. Así seguiremos capturando el interés en el uso de Shark Count, no sólo de los guías de buceo y naturalistas, sino también de la comunidad de turistas. También desarrollaremos herramientas y actividades interactivas en el App para aumentar y mantener la participación entre los diferentes tipos de usuarios.

Gracias al éxito de la aplicación, utilizaremos este modelo en otros lugares de la región a través de MigraMar, la red de investigación y conservación de las especies marinas migratorias en el Pacífico Este Tropical. Estamos preparando versiones de Shark Count para la Isla de la Plata, en la costa del Ecuador, y el Archipiélago de Revillagigedo, México.

En un plazo de dos a tres años esperamos tener suficiente información para establecer una línea base espacial y para ambas temporadas (fría y cálida), de abundancia y distribución de las especies marinas clave. A partir de esta línea base, comenzaremos el proceso de monitoreo a largo plazo, para ver tendencias de cambios por décadas y evaluar continuamente la protección real que brinda la Reserva Marina de Galápagos.

Reflexiones finales

El gran valor de la ciencia ciudadana se ve reflejada en Shark Count Galapagos. El involucramiento de la sociedad y su contribución dinámica en actividades de investigación, permiten obtener resultados que no serían posibles a través de esfuerzos puramente científicos. El público se convierte en agente de cambio, y se genera una red interdisciplinaria que permite una interacción entre la ciencia – sociedad – política, lo que permitirá generar cambios más articulados en términos de conservación de las islas Galápagos. 

El gran reto es mantener el impulso de la participación y lograr que Shark Count sea incorporado como una herramienta de uso diario de los guías, guardaparques y científicos, quienes trabajan en la Reserva Marina, así como involucrar a los turistas de buceo y snorkeling para que puedan apoyar los procesos de conservación durante sus visitas a nuestras maravillosas islas.


 

Referencias

Acuña-Marrero D, Smith ANH, Salinas-de-Leon P, Harvey ES, Pawley MDM & MJ Anderson. 2018. Spatial patterns of distribution and relative abundance of coastal shark species in the Galapagos Marine Reserve. Marine Ecology Progress Series 593: 73-95

Hearn A & SJ Bucaram. 2017. Ecuador’s sharks face threats from within. Letters to Science 358 (6366):1009-1009

Hearn A, Acuña D, Ketchum JT, Peñaherrera C, Green J, Marshall A & G Shillinger. 2014. Elasmobranchs of the Galapagos marine reserve. En The Galapagos Marine Reserve (eds J Denkinger & L Vinueza). Pp. 23-59. Springer press.

Peñaherrera-Palma C, Espinoza E, Hearn A, Ketchum J, Semmens J & A Klimley. 2017. Report on the population status of hammerhead sharks in the Galapagos Marine Reserve. En Galapagos Report 2017. Pp 125-129.Galapagos Conservancy/Galapagos National Park. 

Salinas-de-León P, Acuña-Marrero D, Rastoin E, Friedlander AM, Donovan MK & E Sala. 2016. Largest global shark biomass found in the northern Galápagos Islands of Darwin and Wolf. PeerJ 4: e1911.

Schiller L, Alava JJ, Grove J, Reck G & D Pauly. 2014. The demise of Darwin's fishes: evidence of fishing down and illegal shark finning in the Galapagos Islands. Aquat. Conserv. Mar. Freshwat. Ecosyst. 15: 431–446.

White ER, Myers MC, Flemming JM & JK Baum. 2015 Shifting elasmobranch community assemblage at Cocos Island - an isolated marine protected area. Conservation Biology, 29(4), 1186-1197

Wolff M, Peñaherrera-Palma C & A Krutwa. 2012. Food web structure of the Galapagos Marine Reserve after a decade of protection: insights from trophic modeling. En The Role of Science for Conservation (eds. M Wolff & M Gardener). Pp. 199. Routledge, UK.

 

Compartir este artículo